La HOAC urge a crear un gobierno progresista que atienda la demanda de los más desfavorecidos

   El movimiento obrero cristiano llama a los partidos a dialogar y negociar a favor de un acuerdo que beneficie a las mayorías

    La Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) de la Diócesis de Canarias acordó, en su asamblea de fin de semana, instar a los partidos políticos a dialogar y negociar de verdad para lograr un Gobierno de España que esté al servicio de los más desfavorecidos, aplicando medidas que reduzcan el paro, aminore las desigualdades entre los que más ricos y los más pobres, así como la igualdad en el salario de hombres y mujeres. Los 300.000 desempleados canarios,  que representan el 27,75%, y el tercio de la población en situación de pobreza y exclusión social no pueden esperar.

 

    Este movimiento obrero cristiano contempla con preocupación el alto nivel de crispación y descalificaciones que existe entre los partidos políticos y el sentimiento de frustración que vuelve a surgir entre la población al ver que pasan los meses sin que se logre un acuerdo para el gobierno de España. La HOAC considera que los electores han mostrado sus preferencias hace ya casi dos meses y medio y todavía tenemos un ejecutivo en funciones sin que pueda paliar las situaciones de sufrimiento que viven los desempleados e incluso los trabajadores con contratos cada vez más precarios que les mantiene en la exclusión social.

    La HOAC considera positivo el resultado electoral no solo porque así lo ha querido los electores, sino porque la fragmentación de las Cortes Generales obliga al diálogo, a acercar posturas, a buscar consensos para avanzar en una mejora de la sociedad. Nos alegra que las fuerzas progresistas planteen un cambio y una mejora de las condiciones de los trabajadores y de los que viven en exclusión social, tras los ajustes y recortes de los últimos años, que han  beneficiado a los más ricos y a los bancos.

    Este movimiento obrero cristiano considera una irresponsabilidad que no se haga todo lo posible por dialogar, aproximar posturas y negociar para lograr un ejecutivo cuanto antes y no se eviten unas nuevas elecciones innecesarias, costosas y que podrían darnos un panorama similar, con un coste superfluo de 160 millones de euros. Como seguidores de Jesucristo, que se identificó con los más necesitados, la HOAC invita a buscar una alternativa para avanzar hacia una sociedad más justa, igualitaria, fraterna y solidaria de refugiados, donde las instituciones estén más a favor de los que menos tienen, saben y pueden y, por tanto, al servicio de las mayorías más desfavorecidas.

Información adicional