La HOAC exige a los partidos que tengan más en cuenta a los inmigrantes

Los foráneos son los que más sufren la precariedad laboral al convertirse en la mano de obra barata

La Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) acordó, en la última asamblea celebrada en Arucas, denunciar la precariedad laboral en la que cada vez más viven los trabajadores y especialmente los inmigrantes, que sufren, también como muchos autóctonos, unas condiciones que no les permiten desarrollar una vida digna. La crisis económica ha llevado a la población inmigrante a experimentar un empeoramiento en términos de calidad de empleo. Pérdida de empleo (el paro de los inmigrantes en España supera el 35%), peor empleo, vuelta a la inactividad o retorno son para los inmigrantes algunos de los resultados más contundentes del injusto sistema capitalista.

Las guerras interminables y desoladoras y el hambre están llevando a cientos de asiáticos, africanos y latinoamericanos a emigrar en busca de unas condiciones de vida que les permitan ser personas, muriendo muchos de ellos en el Mediterráneo o cerca de las costas canarias. Es lamentable que en los programas electorales apenas se toque la situación de los inmigrantes y refugiados. Un país que no acoge y trata como ciudadanos a todos los más desfavorecidos le falta mucho por  caminar y por ser un ejemplo de humanidad y fraternidad.

En las últimas semanas, la nueva disposición de la Consejería de Sanidad para que las personas inmigrantes en Canarias en situación irregular -unas 50.000 según el Gobierno de Canarias- puedan acceder al servicio canario de salud. Valoramos positivamente esta rectificación, que permite a miles de personas que viven en nuestro archipiélago recuperar un derecho fundamental que es el acceso a la sanidad más básica.

Este movimiento obrero cristiano, siguiendo la máxima bíblica de que "al extranjero no maltratarás ni oprimirás, porque ustedes fueron extranjeros en la tierra de Egipto” (Ex 22,21), invita a a construir una sociedad igualitaria, pacífica y acogedora en todos los espacios que nos movamos. La HOAC espera que se prime a las personas y a los colectivos más necesitados, entre los que están los inmigrantes y refugiados, de tal modo que sean el centro del nuevo rumbo que ha de tomar el sistema económico y político de Canarias y España.

Información adicional