La HOAC invita a participar de modo crítico en las elecciones

HOACanagrama.jpg

La Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) de la Diócesis de Canarias  decidió, en su último asamblea, invitar a la ciudadanía, en general, y a la personas cristianas en particular, a realizar un discernimiento personal y comunitario sobre el proceso de elecciones locales y autonómica en el que nos encontramos para avanzar hacia una sociedad más justa, igualitaria y fraterna. Este movimiento obrero cristiano realiza su aportación desde su opción clara por la defensa de las personas más empobrecidas de la clase trabajadora para lograr un trabajo digno tanto para los que tienen empleo como para las 343.500 personas desempleadas de canarias.

La HOAC entiende que un criterio fundamental a la hora de decidir a qué fuerza política y a qué personas votar es si conocen el sufrimiento de los trabajadores y trabajadoras en precario, de las personas paradas y de la tercera parte de la población canaria que viven bajo el umbral de la pobreza, que entre todos son la mayoría de la sociedad canaria; y si proponen un plan por el trabajo digno, contra la pobreza y la exclusión social con medidas concretas.

Asimismo, este movimiento obrero cristiano cree fundamental inclinarse por aquellas ofertas electorales que promuevan un sistema de participación y de control amplio y permanente, que no se reduzca a las simples citas electorales cada cuatro años, donde nos sintamos iguales en el voto, y a cambiar el sistema electoral canario que es el más desequilibrado de España, donde los votos de los ciudadanos sean iguales.

Es de alabar que 12.675 personas se hayan implicado en las listas de los diferentes partidos que concurren en estas elecciones y es de desear que se conviertan en una participación permanente. La HOAC plantea la necesidad de apoyar e implicarse con las organizaciones que han demostrado su solidaridad y lucha por las personas más desfavorecidas, y que sus listas estén compuestas por personas honradas que buscan el bien público y no el servirse de la política para aumentar sus privilegios personales o de grupo.

Igualmente, lamentamos la adulteración del lenguaje, ya que la mayoría de los partidos usan las mismas palabras con significados distintos y algunos incluso escondiendo intereses opuestos a los que se  expresan, que dificultan el acierto en las decisiones. El servicio del bien común, lo importante son las personas, el pacto con la ciudadanía, la solidaridad, la cohesión social, la protección del medio ambiente, un plan contra la pobreza, entre otros, son términos que pueden mostrar una propuesta de sociedad igualitaria y justa, o esconder intereses personales, empresariales o partidistas bajo palabras bien sonantes.

Por eso, la HOAC invita a tener en cuenta lo que han hecho los diversos partidos, el ejemplo de sus dirigentes y su experiencia para evitar ser engañados antes de votar.

Como seguidores de Jesucristo, que se identificó con los empobrecidos y con los que se solidarizan con ellos, animamos a pensar bien el voto, a ser responsable y a implicarse de forma permanente en la mejora de la sociedad canaria desde los valores del diálogo, la tolerancia, la igualdad y la solidaridad.

Las Palmas de Gran Canaria, a cuatro de mayo de 2015

Información adicional